Gastronomía

Para los compradores interesados, es posible visitar al menos un mercado de pueblo diferente todos los días de la semana.

Las trufas son el “oro negro” del Périgord y el ‘foie gras’ también es una especialidad regional. El pato (magret o confit de canard) y el ganso son los alimentos básicos tradicionales de la mayoría de los restaurantes y el aceite extraído de nueces cultivadas localmente es la base de muchas ensaladas locales.

Para los compradores entusiastas, es posible visitar al menos un mercado de pueblo diferente todos los días de la semana para descubrir y degustar productos regionales. También puede visitar una almazara de nueces, las granjas de ‘foie gras’ o incluso ir a buscar trufas en un pueblo vecino.